Iniciar Trading con CFDs sobre criptomonedas

La última experiencia de trading: Compra y Venta de CFDs sobre cripto con un broker regulado.

Aprovecha oportunidades en los volátiles mercados de criptomonedas - La acción está aquí, 24/7.

COMIENCE A OPERAR

Tu Experiencia de Trading Inigualable Comienza Ahora

Puedes utilizar lo siguiente en tu trading con CFDs sobre criptomonedas:

Apalancamiento

Supercharge tu capital invertido con apalancamiento hasta 20:1.

Largo o Corto

Opera en largo o en corto con los mejores CFDs de criptomonedas.

Trading 24/7

Las Cripto nunca duermen. Los principales mercados de criptomonedas accesibles las 24 horas del día.

¿Por qué Admiral Markets?

Regulado

Somos un broker de valores con licencia, número de licencia SD073.

Acceso a los mercados globales

Más de 500 instrumentos para operar en los mercados de acciones, materias primas y divisas.

Star

Broker de clase mundial

Soporte en 10 idiomas

QUIERO SER CLIENTE

Panorama de los mercados de criptomonedas

Ya están disponibles 5 CFDs de criptomonedas principales.

Nuestros principales CFDs sobre criptomonedas

Preguntas Frecuentes

Descubre las preguntas más comunes formuladas por nuestros usuarios

Un CFD (Contrato por Diferencia) es un derivado de un producto financiero o del precio de una materia prima y se utiliza para el trading.

Los CFDs permiten especular en mercados financieros como el de divisas, índices, materias primas, acciones y criptodivisas sin tener que poseer los activos subyacentes.

El apalancamiento es un mecanismo de trading para aumentar la exposición individual al mercado permitiéndote pagar menos que el importe total de la inversión.

Es una forma perfecta de maximizar los beneficios aumentando la capacidad de compra, sin embargo, también conlleva riesgos (como todo en el trading).

Cuando operas con CFDs sobre criptomonedas, no estás comprando el activo subyacente y, por lo tanto, no se posees el criptoactivo real, sino que se inicia un contrato de compra o venta sobre el precio actual del activo.

Las criptomonedas se consideran generalmente una forma de activo digital. Cuando se venden con beneficio, estas ganancias de capital suelen estar sujetas al impuesto sobre la renta de las personas físicas, mientras que si el activo digital se vende con pérdidas, estas no son deducibles.

Por el contrario, los CFDs sobre criptomonedas de Admirals son instrumentos financieros, al igual que las acciones o los fondos. Las ganancias y las pérdidas en los instrumentos financieros se pueden compensar entre sí, por lo que los CFDs de cripto son una forma fiscalmente eficiente de mantener la exposición a los mercados de criptomonedas subyacentes.

No. Solo necesitas una cuenta de trading con fondos en Admirals para empezar a operar con CFDs y liquidar las ganancias o pérdidas acumuladas.

Consulta la página Especificaciones del Contrato para más detalles.

Por favor, ten en cuenta que los precios de los CFDs sobre divisa digital, como BTCEUR, ETHEUR y otros, se derivan de las operaciones realizadas en los mercados específicos de dichas divisas digitales, lo que significa que la profundidad de mercado se limita a la cantidad que esté disponible en los libros de orden de dichos mercados. Estos mercados no están regulados y no proporcionan las protecciones otorgadas por el Reglamento financiero. Estos mercados son extremadamente volátiles en todo momento, inmaduros y limitados en términos de liquidez. Los motores de precios de los mercados de divisas digitales pueden experimentar retrasos o interrupciones, que pueden ser causados por numerosos problemas potenciales. Cualquier persona que desee operar o invertir en CFDs de divisas digitales debe conocer la situación detalladamente y tener un actualizado conocimiento de las tecnologías relacionadas con blockchain. Operar e invertir en CFDs sobre divisa digital conlleva un ALTO RIESGO de pérdida de fondos debido a la volatilidad de los mercados, a problemas de ejecución y a los eventos disruptivos específicos de la industria, como posibles hard forks, prohibiciones por parte de los reguladores, actividades de los hackers, los cárteles de la minería y otros actores maliciosos dentro de los ecosistemas de divisas digitales.